Estás aqui
Inicio > Salud dental > Salud Bucal: Blanqueamiento dental

Salud Bucal: Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un método que cada vez está siendo más utilizado por personas que se preocupan por la apariencia de su salud bucal. Es un tratamiento que influye mucho en  la estética de la boca, pues creo que a nadie le gusta lucir unos dientes amarillos gracias a que tal vez consuma bebidas que provocan que se manchen como el café,  te, vino o tienen el mal habito de fumar.

Tener un sonrisa bonita se ha vuelto esencial hoy en día los tratamientos de ortodoncia son muy comunes y gracias a esto los precios son económicos. Un blanqueamiento dental está al alcance de todos, no se considera un tratamiento costoso.

Con el paso del tiempo el esmalte de nuestro dientes se ve perjudicado y empieza a tornarse amarillo es ahí cuando debemos aplicar un blanqueamiento bucal. Este tratamiento bical permite recuperar el tono natural de nuestros dientes dejando a lucir una sonrisa con unos dientes blancos pero sin dañar el esmalte natural de nuestros dientes.

El blanqueamiento dental como su nombre lo indica no es más que un proceso para recuperar el tono natural de nuestros dientes, muchas personas creen que este sirve para acomodar o arreglar la posición de nuestra dentadura.

Existen dos tipos de blanqueamiento dental el externo que se realiza en la cara frontal de los dientes o en el interno que se lo aplica directamente a los dientes desvitalizados. Los químicos que se utilizan son el peróxido de hidrogeno o el de carbamida. Otros tipos de blanqueamiento se realizan sin hacer uso del peróxido pero la verdad son un poco menos eficaces.

Estos procesos para blanquear los dientes se los puede realizar en 1 o sesiones según el estado de tus dientes, cada sesión tienen un aproximado de 45 minutos y lo puedes realizar en la clínica o desde la comodidad de tu casa por medio de un gel que se aplica en los dientes.

El láser, lámparas de plasma o LEDs de alta energía sirven para acelerar el proceso de blanqueamiento ya que después de aplicar el peróxido de hidrogeno o de carbamida los médicos suelen utilizar este tipo de instrumentos para acelerar con más rapidez el proceso de blanqueamiento dental.

Utilizar este tipo de procesos para blanquearse los dientes es muy común hoy en día, mejora de estética dental de una persona y le brinda seguridad al sonreír, mostrar unos dientes perfectamente blancos y sin manchas amarillas es lo mejor al sonreír.

Top