Estás aqui
Inicio > Otras enfermedades > ¿Los alimentos enlatados perjudican a la salud?

¿Los alimentos enlatados perjudican a la salud?

Con el ajetreo de la sociedad del siglo XXI ha llegado también la falta de tiempo para disponer de tranquilidad al momento de preparar nuestros alimentos. De allí que muchas personas a nivel mundial se inclinen por aquellos que pueden ser comprados en los supermercados, y que se conservan por varios meses, incluso por años, tal es el caso de la comida que adquieres en latas. Es esto lo que nadie te dice de los alimentos enlatados.

Se cree que la toxicidad de este tipo de productos es nociva para la salud de los seres humanos. De hecho, casi todas las personas comentan el que los abuelos de antaño tenían vidas más plenas, con menos enfermedades y más duraderas. Esbozan como una de las razones principales, el que en aquel entonces no se consumen tantos productos con aditivos ni conservantes químicos.

Lo que no te dicen a favor de los enlatados

Para saber los puntos a favor que casi nadie comenta, apunta que:

  • No contienen bacterias: debido al calor al que se someten los productos destinados a ser depositados en las latas, las bacterias son inexistentes dentro del hermético envase.
  • El alimento no entra en contacto con el metal: si una lata se golpea se produce una abolladura que afecta la parte externa del producto. Ahora, el recubrimiento interno de cada envase es flexible y garantiza que no se produzca el contacto entre la comida y la capa metálica.
  • Mejoran su sabor: en casos en los que lo que se va a enlatar sean frijoles o tomates, se suelen liberar antioxidantes que ayudan a que el sabor mejore.
  • Sin plomo ni arsénico: muchos aseguraban que este tipo de presentaciones contenían estos dos compuestos, pero en verdad no han sido más que mitos de los detractores de que el mercado de las latas de comida prospere.

Con estos puntos a favor puedes considerar que no todo parece apuntar a lo malo cuando de estos productos se trata.

Lo malo que desconoces de la comida enlatada

Ahora, toma en cuenta estos puntos en contra, para que pongas en una balanza los pros y contra cuando dudes sobre si adquirir o no a estos pequeños envases:

  • Pueden propiciar la hipertensión: esto se debe a que uno de los conservantes que nunca faltan son la sal, conocida en este contexto como sodio. Generalmente, se usa en grandes cantidades, por lo que no debería ser una lata de atún, por mencionar un ejemplo, el alimento favorito de una persona con hipertensión.
  • Contienen bisfenol: esta sustancia ha estado estrechamente ligada con la aparición de la diabetes y otras enfermedades, como los problemas cardiovasculares. En la mayoría de los casos, esta sustancia fue detectada a través de la orina de las personas que consumían comida en lata al menos tres veces por semana.
  • Contienen sustancias tóxicas: las que más se mencionan en contra del consumo de este tipo de productos son la llamada resina epóxica y el formaldehído, elementos no naturales que sin duda pueden tener una incidencia negativa en la salud de quien come este tipo de comida de manera regular.

Lo mejor es que la ingesta de latas en conserva se lleve a cabo de manera controlada y con menor frecuencia de la habitual. De esta manera se garantiza que elementos nocivos no entren a nuestro organismo y puedan perjudicar el equilibrio normal de nuestro estado de salud.

Como dice un famoso dicho, todo en exceso es malo, y en este caso no es la excepción. Más vale prevenir y cuidar la salud que lamentar luego padecimientos dolorosos.

 

Top