Estás aqui
Inicio > Tratamientos > Indicaciones terapéuticas del naproxeno

Indicaciones terapéuticas del naproxeno

Siendo el naproxeno un fármaco antiinflamatorio sin propiedades esteroideas, se puede encontrar en tabletas individuales, es un medicamento que está dirigido para tratar enfermedades relacionadas con artritis y lesiones de tipo inflamatorio.

Como mencionamos en líneas anteriores, se receta este medicamento para tratar inflamaciones, está indi­cado para el tratamiento y el manejo del dolor posquirúr­gico, debido a que después de estas intervenciones, muchas personas suelen quedar con dolores musculares y un gran debilitamiento que genera molestias en el ligamento.

Pero a su vez este es un medicamente que también está contraindicado para aquellos pacientes que muestran ciertas reacciones alérgicas a la composición química de este, también presenta contraindicaciones en aquellas personas cuyos analgésicos, induzcan a malestares respiratorios.

Cabe resaltar que antes de iniciar la terapia es importante, indagar de forma muy minuciosa, la composición de este analgésico, y la supresión que nuestro cuerpo pueda generar en este.

Precauciones para consumir este medicamento

A la hora de empezar a consumir cualquier analgésico, es importante tener en cuenta una serie de restricciones que conlleva el consumo del mismo, de tal forma que se evalué, tanto los efectos secundarios que este pueda traer, como las limitaciones en su consumo diario.

A continuación mencionaremos algunos factores que se deben evaluar a la hora de consumir los medicamentos.

Se debe evitar a toda costa el uso de medicamentos coincidentes que contengan naproxeno, pues siempre se deberá consumir una dosis restringida de este medicamento, según lo recomendado por su médico de cabecera.

Para aquellos pacientes que se deben ver en constante uso de naproxeno, en cualquier oportunidad puede acaecer una gran toxicidad gastrointestinal, como ulceración y en algunos casos llegar a la perforación intestinal, en algunos casos sin la más mínima advertencia.

Aunque los pro­blemas más comunes, presentados por el consumo de estos medicamentos son los que comprometen el tracto gastrointestinal, como la dispepsia, usualmente se logran desarrollar de manera prematura durante el tratamiento.

Por razones como las anteriores, una vez usted inicie con los tratamientos, su médico de cabecera deberá permanecer avizorante en todo lo que corresponde a problemas de ulceración y sangrado en los pacientes tratados crónicamente, aun cuando los síntomas del tracto gastrointestinal no se han presentado.

Pese a que todos los estudios que se han hecho a personas que llevan más de 6 meses de consumo de este medicamento, han presentado problemas de ulcera péptica y sangrado, se han empleado una serie de restricciones para tener en cuenta a la hora de empezar con este tipo de tratamientos.

Simultáneo al consumo de este medicamento, no se conocen otros factores que aumenten con tal magnitud el riesgo de sangrado, a excepción de aquellas personas que presenten una historia previa relacionada con eventos gastrointestinales sin mencionar otros factores de riesgo, también conocidos como  los asociados con enfermedad péptica ulcerosa, tabaquismo, alcoholismo, entre otros.

Aquellos pacientes longevos o ­que presenten un estado de debilitamiento, de cierto modo parecen tolerar estas anomalías como la ulceración o el sangrado más o en algunos casos menos que otros individuos, en donde la mayoría de aquellos reportes desenvueltos de todo tipo de eventos gastrointestinales, suelen suceder en mayor magnitud en esta población.

A la fecha los estudios realizados no son concluyentes en lo que hace referencia al riesgo relativo de las dosis de naproxeno para causar esas reacciones.

Top